Image
Top
Navigation
Aunque ya dominaba todos los instrumentos de percusión, Naná Vasconcelos se destacó en la década de los 60 como intérprete del berimbau. Después de trabajar con Milton Nascimento se unió al grupo de Gato Barbieri en Nueva York y tras su consagración en el Festival de Montreux se radicó en París.

Editó su primer disco en 1971 y luego inició una sociedad de ocho años con Egberto Gismonti. Su enorme creatividad y su musicalidad le permitieron trabajar con artistas de orígenes diversos como John Zorn, Pat Metheny, B.B. King, Jean-Luc Ponty y los Talking Heads, entre muchos otros. También compuso música para cine y teatro.

Hace 12 años dirige un grupo de 500 percusionistas en la apertura del Carnaval de Recife. Es director artístico del Festival PercPan, y está al frente del proyecto social para chicos carenciados ABC das Artes Flor do Mangue.